Lectura y reflexiones del día (24/8/2020)

Lectura del santo evangelio según san Mateo (23,13-22):

En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el reino de los cielos! Ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que quieren. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que viajáis por tierra y mar para ganar un prosélito y, cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que vosotros! ¡Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: “Jurar por el templo no obliga, jurar por el oro del templo sí obliga”? ¡Necios y ciegos! ¿Qué es más, el oro o el templo que consagra el oro? O también: “Jurar por el altar no obliga, jurar por la ofrenda que está en el altar sí obliga.” ¡Ciegos! ¿Qué es más, la ofrenda o el altar que consagra la ofrenda? Quien jura por el altar jura también por todo lo que está sobre él; quien jura por el templo jura también por el que habita en él; y quien jura por el cielo jura por el trono de Dios y también por el que está sentado en él.»


NUEVAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La Junta de Castilla y León ha ordenado nuevas medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

También se imponen medidas para los lugares de culto:

  • Uso obligatorio de la mascarilla.
  • La asistencia a lugares de culto no podrá superar el 50% de su aforo.
  • Deberán establecerse las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad interpersonal en las instalaciones (1,50cm entre personas de distintos núcleos de convivencia).
  • Limpieza diaria de los lugares de culto.
  • En el caso de que estas ceremonias o celebraciones se lleven a cabo en otro tipo de espacio o instalación, pública o privada, se deberá respetar la distancia de seguridad entre personas o grupo de personas convivientes, sin superar un máximo del 50% de su aforo y, en todo caso, un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 100 personas en espacios cerrados.

En nuestras parroquias ya estamos cumpliendo estas normas escrupulosamente. Las reducciones de aforos las cumplimos sin ningún tipo de problema, ya que desde el principio hemos asumido el criterio de la distancia social, que es más riguroso que el 50% de aforo o las 100 personas que marcan la ley.

Por un lado, seguimos aconsejando que las personas muy mayores y en situación de riesgo que no acudan a nuestros templos. Que sigan la eucaristía por los medios de comunicación social y que utilicen nuestra página web hacemoscamino.org, donde encontrarán recursos diarios para alimentar nuestra espiritualidad.

Pero por otro lado, al resto (familias y jóvenes) os animamos a participar en nuestras celebraciones, cumpliendo las medidas sanitarias. Por nuestra parte, la limpieza y la desinfección están garantizadas. Esta situación ha venido para quedarse y no nos puede privar de la vivencia de los sacramentos y de la comunidad tan importante para nuestra vida de fe y la de nuestras familias.

Con responsabilidad y prudencia saldremos adelante.

Y por último, si tenéis algún tipo de necesidad, sea la que sea, la parroquia no cierra por vacaciones.

Os esperamos.