Lectura y reflexiones del día (6/12/2020)


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,1-8):

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.”»
Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.
Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»


Reflexión del día

¡ Salvemos la Navidad !

Seguimos en Adviento y seguimos intentando “Salvar la Navidad”, que es salvar a la humanidad, salvarnos a nosotros mismos.

Tras detectar los síntomas, hoy Juan El Bautista nos señala la prueba que nos tenemos que hacer. No es ni una PCR ni una ecografía. Es la conversión. Cambiar de mentalidad, de forma de consumir, de sentir, de vivir.

Puede parecer algo titánico. Pero como todo, hay que ir poco a poco.

Piensa en aquellas cosas que podrías cambiar. Recicla un poco más, no gastes tanta agua, llama a una amiga que hace tiempo que no la has llamado, echa una mano en la parroquia, por Navidad colabora con Caritas, haz un poco más de oración, lee la biblia.

Pocas cosas, nada más. Empieza a cambiar. Es posible. Y verás cómo cambia todo, porque nunca cambian tanto las cosas como cuando cambia un mismo.


La corona de adviento en casa


Recurso para peques: