Lectura y reflexiones del día (22/2/2021)

Lectura del santo evangelio según san Mateo (16,13-19):
En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron: «Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.»
Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.»


Ayer , pusimos al pececillo que estamos cuidando durante la Cuaresma, “Cuaresmito”, en una pecera llena de agua. Es su hábitat. Y descubrimos cómo el hábitat de nuestra vida cristiana es el mundo. Ahí es donde tiene que crecer y darse. El mundo y nuestro corazón. El reto para esta semana es hacer hueco en nuestro corazón para que nuestra fe puede habitar en el y estar “como pez en el agua”.