Lectura y reflexiones del día (16/10/2020)

Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,1-7):

En aquel tiempo, miles y miles de personas se agolpaban hasta pisarse unos a otros. Jesús empezó a hablar, dirigiéndose primero a sus discípulos:
«Cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con su hipocresía. Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse, nada hay escondido que no llegue a saberse. Por eso, lo que digáis de noche se repetirá a pleno día, y lo que digáis al oído en el sótano se pregonará desde la azotea. A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden hacer más. Os voy a decir a quién tenéis que temer: temed al que tiene poder para matar y después echar al infierno. A éste tenéis que temer, os lo digo yo. ¿No se venden cinco gorriones por dos cuartos? Pues ni de uno solo se olvida Dios. Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados. Por lo tanto, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.»


Aquí estoy, envíame

Lectura y reflexiones del día (15/10/2020)

Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,25-30):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»



BIOGRAFÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Nada te turbe

Lectura y reflexiones del día (14/10/2020)

Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,42-46):

En aquel tiempo, dijo el Señor: «¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios! Esto habría que practicar, sin descuidar aquello. ¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle! ¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!»
Un maestro de la Ley intervino y le dijo: «Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.»
Jesús replicó: «¡Ay de vosotros también, maestros de la Ley, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!»


Mujeres en las instancias de responsabilidad de la Iglesia

Lectura y reflexiones del día (13/10/2020)

Lectura del santo evangelio según san Lucas 11, 37-41

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo le rogó que fuese a comer con él.
Él entró y se puso a la mesa.
Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo:
«Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, pero por dentro rebosáis de rapiña y maldad.
¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro? Con todo, dad limosna de lo que hay dentro, y lo tendréis limpio todo».


Nuevo fichaje para la Temporada 2020-2021 (12-10-2020)

En el día del Pilar acogemos al sacerdote que va colaborar con las tres parroquias de El Salvador, La Ventilla y Castañares.

Se llama Gregorio Burgos, aunque familiarmente se le llama Goyo.

Nació en Sasamón el 17 de septiembre de 1944, siendo ordenado presbítero en la Catedral de Burgos el 11 de julio de 1967.

Su primer destino como párroco fue en Lermilla y Quitanarruz para más tarde pasar por la Parroquia de san Nicolás en Miranda de Ebro y luego en Orbaneja del Castillo, desde donde fue llamado a cumplir el servicio militar como capellán castrense en Barcelona.

A su regreso de la “mili”, fue nombrado vicario parroquial en Espinosa de los Monteros, hasta convertirse en párroco en Santa Olalla y Quintanilla Sobresierra.

Ha sido consiliario general de HOAC (Hermandad Obrera  de Acción Católica) y secretario del Departamento Episcopal de Pastoral Obrera de la Conferencia Episcopal Española en Madrid.

Después volvió a Burgos, siendo párroco de san José Obrero y del Espíritu Santo en Miranda de Ebro, y a su vez consiliario de la HOAC de Burgos y Delegado de Pastoral Obrera.

Cómo veis tenemos la suerte de contar con un sacerdote con una amplia experiencia pastoral, curtido en mil batallas, y cómo vais a comprobar, lleno de la ilusión y la vitalidad de un sacerdote recién ordenado.

Goyo, sé bienvenido a nuestra comunidad.

Que María, a la cual hoy honramos bajo la advocación del Pilar, sea columna que sostiene y afianza nuestra fe.


Despedida D.Jesús Andres – Capiscol (12/10/2020)

Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,27-28):

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba a la gente, una mujer de entre el gentío levantó la voz, diciendo: «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron.»
Pero él repuso: «Mejor, dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.»



ACCIÓN DE GRACIAS

Al terminar esta celebración de la Eucaristía, continuamos dando gracias. 

Gracias que, hoy especialmente, quieren ser encuentro, cariño, recuerdo, gratitud a D. Jesús Andrés por su vocación y servicio sacerdotal.  (Al cumplir ciertos años a los sacerdotes se les ofrece un tiempo podríamos decir de “jubilación” de algunas tareas, también salir de la Parroquia en que estaban…por eso hoy, también tenemos que hablar, aunque nos cueste, de despedida)

Jesús Andrés, gracias por esta vocación, por la entrega y disponibilidad que has vivido siempre; Contigo damos gracias por el camino recorrido en todos los años de tu vida como sacerdote, en tantos lugares y de tantas maneras; por las personas con que te has encontrado y por toda la vida que generosamente has entregado y sigues entregando en este servicio.

Y muy especialmente, ¡¡Gracias!! por lo que nos ha tocado a nosotros en estos años siendo nuestro párroco.

Como comunidad, en camino, damos gracias: porque el Señor camina con nosotros y nos sigue acompañando con buenos sacerdotes. Hoy especialmente ¡Gracias Jesús Andrés, por estos años en nuestra Parroquia: por tantas Eucaristías celebradas, por tanta vida y Palabra compartida, en los sacramentos, en los grupos, en los encuentros…por la escucha en el despacho, por los momentos también de preocupación, de dolor, de alegría…

(No nos olvidamos de los “rollitos de primavera” que junto con los 5 minutos con Mario nos han acompañado también en los tiempos de confinamiento).

 Gracias por toda la vida ofrecida y entregada, por todo lo que has vivido estos años con nosotros: gracias, especialmente, por tu bondad, tu trabajo, sin mostrar protagonismo, tu experiencia y preparación, tu capacidad de servir a la comunidad y a los más necesitados…tu saber acercarnos a Jesús, a su encuentro con Él .

Y muy de corazón agradecemos algo por lo que no podemos dejar de recordarte: este presbiterio y esta obra de mejora en nuestra iglesia que nos ha llenado de luz y de color apropiado, de belleza y acogida… con el Cristo Crucificado -de toda la vida de nuestra parroquia-y las imágenes de la Virgen y de Cristo El Salvador. Sabemos el empeño, el trabajo, la ilusión, la dedicación, la generosidad…todo lo que has puesto en ello. Muchas gracias.

(Tampoco olvidamos los malos ratos a propósito de las goteras y otros arreglos necesarios en la parroquia)

Y gracias, porque esa gracia de Dios no te ha faltado, no nos falta nunca, no te faltará, no nos faltará.  Hace dos semanas celebrábamos las primeras Eucaristías y el camino recién estrenado de Romeo, hoy, con la misma esperanza y gratitud celebramos, compartimos y agradecemos tu camino, Jesús Andrés, un camino más largo, con mucha vida entregada, sembrada que ha ido dando fruto. El Señor lo sabe…porque no te ha dejado de la mano.

 Y Con nuestra gratitud queremos entregarte un regalo “simbólico”

Es un mosaico de ese camino que contigo hemos hecho, y que continúa, de las tres Parroquias “haciendo camino” Aquí nos toca la parte de nuestra Parroquia de El Salvador, y que luego unida a las otras dos te mostrará la vida y el camino recorrido y el camino que continúa con esperanza, con la vida y el caminar de las personas. No olvidaremos, ni olvidarás, que una parte del camino la hicimos juntos. Y sobre todo que el que siempre nos acompaña, nos sostiene y nos anima es el Señor Jesús, Peregrino con nosotros, por eso con Él caminamos alegres, confiados y llenos de esperanza. Eso también te deseamos en tu nueva parte del camino.